Os dejo una receta mía. Fácil y rápida para comer casero rico.

La he probado de casualidad y me ha gustado ya que tiene el sabor tradicional del pollo en salsa pero con un punto diferente que es el que le ha dado la cerveza negra 🙂 Todo cocinado sin aditivos ni sazonadores artificiales.

Ingredientes para dos personas:

  • 1 lata de cerveza negra de medio litro tipo Guinness
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 6 muslos de pollo
  • 4 patatas para freír.
  • Aceite de oliva, pimienta negra molida, orégano, tomillo y sal.

Corta la cebolla en rodajas y sofríe en la olla con el aceite de oliva y los tres dientes de ajo. Cuando esté doradito añades los muslos de pollo.

Sazonas a tu gusto y le añades las especias (tomillo, orégano y pimienta) . Yo, la sal que suelo usar es la rosa del Himalaya, aunque hay sales espectaculares en España, como las de Flor de Sal Biomaris, de las salinas de Isla Cristina. Las hay con sabores, incluso con picante que te pueden aportar un extra de sabor.

A continuación echas la lata entera de cerveza negra y subes el fuego, removiendo continuamente para que no se pegue mientras esperas a que vuelva a hervir. Después bajas el fuego a temperatura media y tapas la olla.

Cocción:

En olla exprés 15-20 min

Olla normal 35-40 min

Mientras tanto fríes las patatas para la guarnición en rodajas o en palitos, como más te guste.

Cuando termina la cocción, apartas los muslos y la salsa sobrante la pasas por la batidora.

Sirves los muslos, añades las patatas fritas y la salsa…¡ Ready ! ¡ Ñam !

 

Artículos Relacionados