Una de mis canciones favoritas de Florence and The Machine. Evocadora y preciosa, ¨Never let me go¨  hace que cada vez que la escuche me entren unas ganas irrefrenables de cantar (ojalá igual de bien que la vocalista pelirroja) y de sentarme en la arena fría y cálida a la vez, de una playa de noche. Me invade una sensación de calma y buena ¨vibra¨. Para los que no conozcáis a este grupo británico, que hace música que abarca desde el rock indie, pasando por un pop un tanto barroco con tintes a veces de música clásica y de soul, os dejo un vídeo que la banda grabó para la MTV en 2012, en el que se puede apreciar la perfección de la técnica vocal de Florence. El perfecto escenario buscado para la ocasión, totalmente acorde con el tema, hacen de este vídeo y del resultado de este unplugged, una pequeña joya. Lo podéis escuchar en este formato y en otras plataformas, como Spotify, ya que de este concierto salió un disco en vivo ¨ Florence + The Machine MTV Unplugged¨. A mi personalmente me gusta más la versión en directo que la que podéis encontrar en el disco ¨Ceremonials¨.

¡A florecer!

 

(Imagen Musikorner.com)

 

Looking up from underneath
Fractured moonlight on the sea
Reflections still look the same to me
As before I went under

And it’s peaceful in the deep
Because either way you cannot breathe
No need to pray, no need to speak
Now I am under

Oh, and it’s breaking over me
A thousand miles out to the sea… bed
Found the place to rest my head

-Never let me go, never let me go-
-Never let me go, never let me go-

And the arms of the ocean are carrying me
And all this devotion was rushing out of me
And the questions I haven’t for a sinner like me
But the arms of the ocean deliver me

Although the pressure’s hard to take
It’s the only way I can escape
It seems a heavy choice to make
But now I am under oh

And it’s breaking over me
A thousand miles down to the sea bed
I found the place to rest my head

-Never let me go, never let me go-
-Never let me go, never let me go-

And the arms of the ocean are carrying me
-So cold and so sweet-
And all this devotion was rushing out of me
-Rushing out of me-
And the questions I haven’t for a sinner like me
But the arms of the ocean deliver me

And it’s over and I’m going under
But I’m not giving up
I’m just giving in

Oh, slipping underneath
So cold and so sweet
In the arms of the ocean, so sweet and so cold
And all this devotion, I never knew at all
And the questions I haven’t for a sinner released
But the arms of the ocean deliver me

-Never let me go, never let me go-
-Never let me go, never let me go-
Deliver me
-Never let me go, never let me go-
-Never let me go, never let me go-
-Never let me go, never let me go-
Deliver me
-Never let me go, never let me go-
-Never let me go, never let me go-
Deliver me
-Never let me go, never let me go-

And it’s over
I’m going under
But I’m not giving up
I’m just giving in
Slipping underneath
So cold and so sweet

Florence and The Machine – Never let me go

Mirando desde el fondo
la luz de la luna fracturada sobre el mar,
los reflejos todavía me parecen los mismos,
como antes de que me hundiera.

Y está tranquilo en las profundidades,
porque de ninguna forma puedes respirar,
no hay necesidad de rezar, no hay necesidad de hablar,
ahora que estoy debajo (del agua).

Oh, y está rompiendo sobre mí
a mil millas en el fondo del mar
encontré el lugar para descansar mi cabeza.

-Nunca me dejes marchar, nunca me dejes marchar-
-Nunca me dejes marchar, nunca me dejes marchar-

Y los brazos del océano me están llevando,
y toda esta devoción estaba saliendo volando de mí
y las preguntas que no tengo para una pecadora como yo,
pero los brazos del océano me entregan.

Aunque la presión es difícil de soportar,
es la única forma de que pueda escapar,
parece que hay que hacer una difícil (dura) elección,
pero ahora que estoy debajo, oh.

Oh, y está rompiendo sobre mí (las olas)
a mil millas en el fondo del mar,
encontré el lugar para descansar mi cabeza.

-Nunca me dejes marchar, nunca me dejes marchar-
-Nunca me dejes marchar, nunca me dejes marchar-

Y los brazos del océano me están llevando,
-tan frío y tan dulce-
y toda esta devoción estaba saliendo volando de mí,
-saliendo volando de mí-
y las preguntas que no tengo para una pecadora como yo,
pero los brazos del océano me entregan.

Y se acabó, y me estoy hundiendo,
pero no me estoy rindiendo,
solo estoy entregándome

Oh, deslizándome por el fondo,
tan frío y tan dulce,
en los brazos del océano, tan dulce y tan frío,
y toda esta devoción, nunca la conocí,
y las preguntas que no tengo para una pecadora liberada,
pero los brazos del océano me entregan.

-Nunca me dejes marchar, nunca me dejes marchar-
-Nunca me dejes marchar, nunca me dejes marchar-
Me entrega
-Nunca me dejes marchar, nunca me dejes marchar-
-Nunca me dejes marchar, nunca me dejes marchar-
-Nunca me dejes marchar, nunca me dejes marchar-
Me entrega
-Nunca me dejes marchar, nunca me dejes marchar-
-Nunca me dejes marchar, nunca me dejes marchar-
Me entrega
-Nunca me dejes marchar, nunca me dejes marchar-

Y se acabó,
me estoy hundiendo,
pero no me estoy rindiendo,
solo estoy entregándome.
Deslizándome por el fondo,
tan frío y tan dulce.

Florence and The Machine – Nunca me dejes marchar

Artículos Relacionados